24 abr. 2009

Como el perro de las dos tortas

Y así me quedé. Por estar esperando respuestas de otros lados me quede sin mi trabajo oficinístico (que por un lado esta bien porque nos quitaron el café gratuito) y sin nada de nada.

Al final obtuve un: "Es que la Licenciada dice que te esperes hasta que haya contrataciones, pero no te desanimes sigue buscando". Osea; patada en las bolas. Tanto merequetengue para nada. Y supuestamente era algo seguro. Maldita burocracia.

Para colmo el Secretario de Salud confirma que hay una epidemia de influenza en la ciudad. Ahora además de coraje me da la paranoia y ando de hipocondriaco, por cualquier cosita voy a andar lloriqueando.

Reniego mi estúpida naturaleza y mi estúpida suerte.

Me siento como cuando por accidente Marge destruye su vestido Channel multiusos en la máquina de coser y dice algo como "en estos casos lo único que queda es reír".

JAJAJAJAJAjajajajaja ja ja a


6 comentarios:

Carlos Kiddo dijo...

Recuerda que siempre habrá tacos y pastelitos urbanistas, no todo son las tortas.. Animo y no andes de hipocondriaco; solo haz como yo, quedate en casa, ponte un casco y envuelvete en plastico para fruta.

Unknown dijo...

Jajaja, plástico para fruta!!

I feel your pain, Léito...

r girl dijo...

:(

Pierre dijo...

Seguro que encontraras el trabajo de tu vida Leo...
Da le un poco de tiempo :)

Animo,

Citlaltzin dijo...

pues... por algo pasan las cosas, a lo mejor no te tocaba el trabajo. Y la influenza claro que nos hace hipocondriacos a todos.
La buena vibra hoy y siempre...
Be happy be chevere

ALMDATA dijo...

Me encanta cuando aludes a los Simpsons para ejemplificar, te quedo de perlas ;D, jeje. Cuídate mucho y como diría Marge, si quieres estar triste, está triste y te seguiremos apoyando. Un ABRAZOTE!